Inicio | Innovación | Diagnóstico y Herramientas | TIPOS DE INNOVACIóN

 

TIPOS DE INNOVACIóN

Innovaciones radicales o estratégicas, incrementales

Las innovaciones podemos clasificarlas según los siguientes aspectos:

Grado o nivel

Por el nivel de impacto en la competitividad de la empresa, en los siguientes tipos:

  1. Innovaciones radicales o estratégicas, son aquellas que contribuyen a que las empresas compitan a un mediano y largo plazo, generalmente asociadas al lanzamiento al mercado de nuevos productos y nuevos servicios. Por lo general, tienen una mejor rentabilidad si se les incorpora mayor conocimiento tecnológico, pero demandan de cambios más radicales en la empresa.
  2. Innovaciones incrementales, son aquellas que se realizan en los productos, servicios o procesos existentes en la empresa con el fin de mejorar su desempeño en el mercado. Por lo general, contribuyen a que la empresa pueda competir en el corto y mediano plazo.

Grado o Nivel de la Innovación

 

Tipo

Nivel

Discontinuidad

innovacion radicalNivel Radical

Radical

Entorno y de empresa

Marketing y Tecnológico de ambos

Totalmente nuevos con orientación al mercado

Entorno y de empresa

Mercadeo en el entorno. Tecnología y/o marketing en el nivel de empresa.                   

Totalmente nuevos con orientación a la tecnología

Entorno y de empresa

Tecnología en el entorno. Tecnología y/o marketing en el nivel de empresa. 

innovacion incrementalNivel Incremental

 

 

Incremental Alta

De empresa

Marketing y tecnología

Incremental
Moderada

De empresa

Marketing y tecnología

Incremental Baja

De empresa

Mejoramiento continuo de prácticas existentes

Las innovaciones radicales e incrementales pueden realizarse en productos, servicios o procesos empresariales, y su gestión es una necesidad estratégica de la empresa para competir, ya que un manejo balanceado de estas permitirá que la empresa sobreviva en el mercado.

Foco

Por dónde o en qué área de la empresa se hace:
Foco 

  1. Bienes o servicios: Introducción de bienes o servicios nuevos o mejorados.
  2. Procesos: Métodos nuevos o mejorados de producción o distribución (equipos, técnicas, software, etc.).
  3. Métodos Organizacionales: Nuevos métodos en organización del trabajo, relaciones externas, etc.
  4. Métodos de comercialización: Cambios en diseño empaque, venta, posicionamiento o precio.

Según el Manual de Oslo (OCDE, 2005), “Innovación es la implementación de un producto (bien o servicio) o proceso nuevo o con un alto grado de mejora, o un método de comercialización u organización nuevo aplicado a las prácticas de negocio, al lugar de trabajo o a las relaciones externas”. A su vez, incorpora una definición de cada tipo de innovación:

  1. Una innovación de producto es la introducción de un bien o servicio nuevo o con un alto grado de mejora, respecto a sus características o su uso deseado. Esta incluye mejoras importantes en especificaciones técnicas, componentes y materiales, software incorporado, ergonomía u otras características funcionales.
  2. Una innovación de proceso es la implementación de un método de producción o distribución nuevo o con un alto grado de mejora. Esta incluye mejoras importantes en técnicas, equipo y/o software.
  3. Una innovación de marketing es la implementación de un nuevo método de comercialización que entraña importantes mejoras en el diseño del producto o en su presentación, o en su política de emplazamiento (posicionamiento), promoción o precio.
  4. Una innovación organizacional es la implementación de un nuevo método de organización aplicado a las prácticas de negocio, al lugar de trabajo o a las relaciones externas de la empresa.

Una innovación comprende nuevos productos (bienes y servicios) y procesos y cambios tecnológicos significativos de productos y procesos. Una innovación ha sido implementada si ha sido introducida en el mercado (innovación de producto) o utilizada dentro del proceso de producción (innovación de proceso). Las innovaciones implican por tanto una serie de actividades científicas, tecnológicas, organizativas, financieras y comerciales”.

En el caso específico del “sector servicios”, la innovación presenta unas características propias. Por ello, es importante recordar los cuatro rasgos típicos de las industrias de servicios que tienen implicaciones a la hora de definir y analizar la innovación en servicios:

  1. La interacción estrecha entre producción y consumo (co-terminalidad).
  2. El contenido intensivo en información de las actividades de servicios y de producción.
  3. El papel fundamental de los recursos humanos como factor básico de competitividad.
  4. La importancia de los factores organizativos en el desempeñode las empresas.

En primer lugar, la interacción estrecha entre producción y consumo lleva a que una gran parte de las actividades de innovación en servicios esté orientada a la adaptaciónde los servicios a las necesidades de los clientes o usuarios. En segundo lugar, el contenido intensivo en información confiere una gran importancia a la generación y uso de las TI en las actividades de innovación de las empresas de servicios.

En tercer lugar, el papel fundamental del factor humano en la organización y provisión de los servicios se asocia a grandes inversiones en recursos humanos y, por ello, las actividades de formación de las empresas deben ser consideradas como fuente de mejora de las capacidades tecnológicas de las empresas de servicios. Por último, la importancia del factor organizativo en el sector servicios requiere una revisión del concepto tradicional de innovación para incluir los cambios organizativos.

Teniendo en cuenta estos rasgos característicos de los servicios, se ha recomendado una modificación de los conceptos y definiciones de innovación desarrollados inicialmente para el sector manufacturero para adaptarlos al sector servicios. Para estos autores, las innovaciones en este sector comprenden nuevos servicios y nuevas formas de producir o proveer servicios, así como cambios significativos en los servicios ya existentes o en su distribución y entrega (provisión).

En consecuencia, las innovaciones de producto son servicios cuyo uso intencionado o características de desempeño difieren significativamente de los servicios ya producidos. Las innovaciones serán el resultado de inversiones substanciales en nuevo conocimiento, sea o no tecnológico. Las innovaciones de proceso son formas nuevas o mejoradas de forma significativa de producir o proveer servicios.

Por tanto, las innovaciones de proceso pueden ser innovaciones en los procesos de producción de los servicios o en los procesos de distribución y entrega (provisión).

Se distinguen cuatro tipos de innovaciones en servicios, teniendo en cuenta la importancia de las innovaciones organizativas:

  1. Innovaciones de producto: Implican la presentación de servicios nuevos o mejorados a los clientes. Por ejemplo, los bancos ofrecen nuevas formas de cuentas bancarias en los últimos años; las empresas de software introducen nuevos productos y mejoras de forma regular.
  2. Innovaciones de proceso: Son novedades o mejoras de los procesos de producción y provisión del servicio. Estas innovaciones se pueden dividir en dos categorías: innovaciones en los procesos de producción o innovaciones en los procesos de distribución y entrega (provisión).
  3. Innovaciones de organización: Son nuevas formas de organización o gestión de las empresas.
  4. Innovaciones de mercado: Son nuevos comportamientos en el mercado, como por ejemplo, encontrar un nuevo segmento de mercado, introducirse en otra industria y su mercado.

Las innovaciones de organización contribuyen de forma importante a la mejora de la productividad y calidad de los servicios. Algunos tipos de cambios organizativos pueden estimular innovaciones para afrontar los nuevos retos y dificultades: por ejemplo, la competencia en servicios de telecomunicación lleva a nuevas necesidades de cómo establecer, acceder y mantener los directorios. Otro tipo de innovación organizacional es la búsqueda de mejora y garantía de calidad.

A la hora de hablar de innovaciones de organización en servicios, pueden identificarse tres tipos: 1) combinaciones de servicios, que implican una estrategia de diversificación, pero también puede haber economías de alcance asociadas a las nuevas combinaciones (por ejemplo, los datos sobre clientes pueden ser reutilizados), 2) implicación de los clientes como coproductores, que es una extensión del modelo de self-service, poniendo de relieve la importancia del cliente para adelantar la experiencia de los suministradores de servicios e identificar nuevas vías para su aplicación, 3) firmas de servicios multiunidad.

Encuestas de innovación realizadas sugieren que pocas empresas de servicios realizan un solo tipo de innovación, ya que generalmente se realizan al mismo tiempo innovaciones de producto, de proceso y de organización. En definitiva, las innovaciones en servicios a menudo tienen una gran dependencia del software y frecuentemente implican innovaciones organizativas y tecnológicas complementarias. El problema es que las innovaciones organizativas son más difíciles de medir que las innovaciones tecnológicas, a pesar de que las primeras son las innovaciones más frecuentes en servicios.

En la práctica la mayoría de innovaciones parecen ser una mezcla de cambios y mejoras de servicios anteriormente existentes.  Bilderbeek y otros (1998) presentan un modelo de cuatro dimensiones de la innovación en servicios que sirve como herramienta para describir la actividad innovadora del sector servicios.

Las innovaciones se situaran en cualquiera de las cuatro dimensiones de la actividad del sector reflejadas en la siguiente figura.

Modelo dimensional de la innovación en servicios

Modelo dimensional de la innovación en servicios 

Fuente: Bilderbeek y otros, 1998. En: Innovación en Servicios, Marta Jacob Escauriaza y otros, Madrid, Noviembre, 2001.

Dimensión 1: Concepto de nuevo servicio

Las innovaciones de servicios pueden ser visibles, sobre todo cuando implican provisión del producto, pero generalmente son una nueva idea o concepto de cómo organizar una solución a un problema. Es decir, lo fundamental es que su aplicación sea novedosa dentro de un mercado particular. Por ejemplo, la introducción de servicios de transporte puerta a puerta es un nuevo concepto de transporte que atiende las necesidades de los usuarios. Su introducción supone un nuevo concepto de transporte en el sector de transporte público.

Dimensión 2: Nueva interfaz con el cliente

Un segundo elemento importante de las innovaciones en servicios es el diseño de la interfaz entre el proveedor del servicio y sus clientes. En el sector servicios cada vez más frecuentemente los productos se ofrecen y comercializan orientados de forma específica a grupos de consumidores en particular atendiendo a sus necesidades y exigencias. Por ello, cada vez es más importante la comunicación entre los proveedores del servicio y los clientes, generando así una gran área para la introducción de innovaciones.

Estas innovaciones en las relaciones entre proveedor y sus clientes generalmente implican tecnologías de la información. La introducción de centros de llamadas o de información al cliente (que pueden ser asistidos mediante ordenador o Internet) y el telemarketing son ejemplos de cambios en la forma de acercarse y proveer a los clientes.

Dimensión 3: Nuevo sistema de provisión (distribución y entrega) del servicio y organización

Como en el caso anterior, esta dimensión se centra en la relación entre proveedor y sus clientes.

Se refiere a los arreglos organizativos internos que se hacen para permitir a los trabajadores realizar mejor su trabajo y ofrecer los productos y servicios de forma adecuada. Un ejemplo es la introducción del comercio electrónico en las compras, que supone un cambio en la forma en que se relacionan proveedor y cliente y un cambio en la forma de provisión del servicio.

Dimensión 4: Opciones tecnológicas

Como señalan Bilderbeek y otros (1998), la innovación en servicios es posible sin innovación tecnológica, es decir, la tecnología no es siempre una dimensión. De hecho, como apuntan Djellal y Gallouj (1999), hay servicios donde la tecnología es un factor externo en la producción de las características del servicio y el servicio se podría proveer sin ella. Sin embargo, en muchas innovaciones en servicios la tecnología juega un papel importante. En la práctica hay una gama de relaciones entre tecnología e innovación en servicio. No obstante, el conocimiento de las opciones tecnológicas disponibles, el grado de disponibilidad de la tecnología necesaria o el conocimiento necesario para que puedan demandar sus necesidades de tecnología varía de una empresa de servicios a otra. Actualmente las tecnologías más comunes en servicios son las tecnologías de la información (TI). Esta situación contrasta con revoluciones tecnológicas anteriores, que afectaron de una manera importante a las manufacturas, pero no a los servicios.

Este hecho se debe en gran medida al carácter intangible de los servicios y al papel fundamental que la información y el conocimiento juegan en muchas de estas actividades.

Ejemplos de innovaciones tecnológicas en servicios serían la introducción en una cadena de supermercados de un sistema de compra por Internet o la introducción en una cadena hotelera de un sistema de caracterización del medio ambiente (tiempo atmosférico, calidad del agua, etc).

En general, cualquier innovación en servicios implica una combinación de las dimensiones mencionadas. Un servicio totalmente nuevo requerirá el desarrollo de un nuevo sistema de provisión del producto, provocará cambios en la organización del trabajo y en la relación proveedor-clientes, generará nuevos usos de las Tecnologías de la Comunicación y la Información – TIC, etc.

Importancia de la innovación

Importancia de la innovaciónLos negocios están continuamente bajo presión para mantener y aumentar su competitividad. Esto resulta cada vez más complicado a medida que los negocios se hacen más internacionales y globales. La tecnología ayuda a aumentar la competitividad pero es, asimismo, la causa de una mayor competencia y de la aparición de nuevos tipos de competidores.

La única solución es la innovación. Las empresas tienen que aceptar el desafío de la innovación y ser más innovadoras:

  • Deben innovar con frecuencia, eficacia y confianza.
  • La innovación debe ser la norma en lugar de la excepción. No debe ser una actividad que interfiera en el funcionamiento adecuado de la empresa.

Estudios en innovación nos muestran que únicamente debiéramos clasificar como nuevos productos/servicios en función del grado de novedad para el mercado y para la propia empresa, planteando que sólo deberían catalogarse como nuevos productos, en sentido estricto, aquellos cuya novedad fuese alta en ambos sentidos, lo que representaría únicamente un 10% (Winning at new products).

De acuerdo con esto, más del 50% son mejoras de los productos/servicios actuales o ampliaciones de línea de productos/servicios existentes, con cierto grado de novedad, es decir, innovaciones no radicales, que también requieren adecuados procedimientos para lanzarlos con éxito, idea que es usada en 78% de las empresas que hacen innovaciones basadas en pequeños cambios o mejoras continuas.

Beneficios de la innovación

Beneficios de la innovaciónSon muchas las encuestas que han mostrado que las empresas innovadoras – las que están continuamente innovándose- son por lo general el doble de rentables que el resto.

La utilidad de la innovación puede verse, en adición, en los siguientes aspectos:

  • Crecer y no estancarse
  • Enfrentar con éxito la dura competencia
  • Abrir nuevos mercados
  • Bajar costos
  • Generar empleos, ingresos
  • Bienestar de los habitantes
  • Proporciona ventajas competitivas